arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash
Regular price Sale price
$99.99 USD   $79.99 USD


Currently there is a 14 day lead time before new orders are shipped.

Durante este período, algunos muchachos siguen la línea narrativa de una juventud sin complicaciones. Otros deciden cambiar de ambiente, hacerle grandes modificaciones al protagonista de su propia historia o, incluso, dar un giro hacia un género narrativo completamente distinto

No todo es lo que parece ser, al menos para la mayoría de ellos. La verdad de sus historias se esconde entre líneas en lugar de escribirse con claridad sobre la página. Se trata de una etapa llena de secretos, una etapa en la que uno a menudo se los revela al único amigo en el que puede confiar: su diario. Un joven adolescente, el protagonista de esta historia, guardaba un secreto más oscuro que el de la mayoría.

La tarde en que El libro que llora llegó a nuestras oficinas está grabada como hierro candente en la memoria de todos aquellos que fueron testigos. Al atardecer, alguien tocó a nuestra puerta. Sobresaltada, una joven pasante fue a abrir. En el umbral la esperaba una figura vestida enteramente de musgo y retazos de tela. Sin decir palabra, con las manos retorcidas envueltas en tiras de cuero, le hizo entrega del artefacto. A pesar de que parecía un regalo que aquel ser extraño vino a entregar de forma inesperada, quienes estaban presentes creen que el objeto, de hecho, estaba luchando para librarse de las manos que lo sujetaban.

La pasante que recibió el artefacto cometió el error de leer algunas de sus páginas. Palideció súbitamente, sus ojos se llenaron de lágrimas, se desplomó sobre las rodillas y empezó a balbucear algo que solo puede describirse como hablar en lenguas. La figura vestida de retazos de tela había desaparecido de repente.  

Tras atestiguar de primera mano los aterradores efectos del artefacto, quienes ahí se encontraban guardaron el libro en una bolsa de lona para ser analizado más adelante por parte de nuestra división de investigación.

Era evidente que algo malévolo había ocurrido. Hemos concluido que la mejor manera de descubrir la verdad es compartir lo que hemos llegado a conocer como El libro que llora. Tratamos de hacérselo llegar a todo aquel que tenga deseos de ayudar a descubrir la historia que se esconde entre sus páginas. Todas las evidencias relacionadas con este caso se han reunido para mandarse juntas como parte del único envío del que constituye esta experiencia.

Es nuestra esperanza que usted, o un conocido suyo, nos ayude a descubrir la verdad después de haber estudiado los materiales cuidadosamente. Hay secretos por descubrir. Venga preparado. De no tomar las precauciones necesarias, algo secreto podría también encontrarlo a usted.